Out Run para Spectrum – Conversiones letales

Corría el año 1986. Toda la chavalería andaba revolucionada con el juego “del Ferrari y la rubia”, como se conocía popularmente. “Out Run” había llegado a los salones recreativos para convertirse en el rey indiscutible de los juegos de conducción. La magnífica sensación de velocidad obtenida gracias al uso del “Super-scaller”, los preciosos gráficos y las impresionantes melodías cautivaron a toda una generación de jugadores,que disfrutaron de una jugabilidad “Made in Sega” al volante de este arcade.

Al año siguiente, U.S Gold se hace con los derechos del juego y lanza una miriada de conversiones domésticas, quedando todas ellas a años luz del original y aumentando la fama que por entonces tenía la compañía inglesa de destrozar toda licencia que cayera en sus manos (aun me duele recordar la conversión de “Kung-Fu Master” para Spectrum). No sería hasta su lanzamiento en Sega Saturn cuando pudimos al fin disfrutar de una versión “pixel-perfect” de la recreativa, por lo que los fanáticos de la misma tuvimos que seguir gastando monedas durante un buen número de años.

Pero vamos con lo que hoy nos ocupa, que es hablar de la conversión para Spectrum. Dicha conversión fue realizada por Probe Software (bajo encargo de U.S Gold), compañía que desarrolló un gran número de títulos de gran calidad para este sistema (Trantor, Savage, Arkanoid, Sim City…).

A pesar del buen hacer de los chicos de Probe, el reto era demasiado grande, quedando un juego muy descafeinado que tratando de respetar el original se perdió por el camino.

Graficamente, el juego presenta un aspecto más que decente, a pesar de la parca presentación del menú de opciones. La pantalla de carga y el Ferrari protagonista está realizados con mimo, y se nota a primera vista que es donde más tiempo emplearon los programadores de Probe. No ocurre lo mismo con los escenarios, que pierden la mayoría de detalles del original, quedando sosos y vacíos. Mención especial para los coches enemigos, que se acercan a nosotros con un efecto bastante aceptable.

En la faceta sonora, el título presenta solo una de las tres melodías originales (“Magical sound shower”), aunque suena realmente bien en su versión de 128k, que se mantiene a lo largo de toda la partida. Si por desgracia eramos poseedores de un Spectrum de 48k, solo podíamos escuchar una “versión adaptada” de dicho tema en el menú de opciones, limitándose unicamente a los FX a lo largo de la carrera. Dichos efectos especiales son bastante correctos en ambas versiones (48 y 128k)

Como podeis comprobar, técnicamente no estábamos ni mucho menos ante un mal juego, con unos gráficos correctos y una melodía bastante buena. Pero es en el factor más importante donde este título se venía abajo completamente: la jugabilidad.

Logicamente, imitar la sensación de velocidad del original con los medios que disponía mi querido Spectrum era algo absolutamente imposible, pero esperabamos al menos que el resultado no fuera tan pobre (da igual ir a 50km/h que a 240km/h, la sensación es que iríamos más rápido andando). Además, el título tenía un scroll algo brusco y una respuesta a los controles poco precisa para lo que un juego de estas características requiere, por lo que el resultado final, sin ser malo en ningún caso, podía haber sido bastante mejor. Si no me creeis a las prubas me remito : Buscad en “Sinclair infoseek” el legendario “Wec-Le Mans” y comparad la sensación de velocidad de este juegazo con el título que hoy nos ocupa.

Portada de la versión UK con doble cinta (Juego/BSO)

A pesar de todo, el título recibió muy buenas críticas de la prensa especializada y se vendió realmente bien,debido principalmente a la fama de la que venía precedido. Como curiosidad, la versión que se comercializó en el Reino Unido contaba con dos cintas, conteniendo una de ellas el título en cuestión y la otra la banda sonora original de la recreativa. En la edición española, Erbe se cargó de un plumazo esta distribución y nos trajo únicamente el juego, sin su banda sonora original de regalo.

En resumen, “Out Run” fue un título que, sin ser una de las bazofias a las que U.S Gold nos tenía acostumbrados, se quedó muy lejos del arcade en que se basaba, sobre todo en el aspecto jugable que es a fin de cuentas el más importante.

Tal vez con una sensación de velocidad algo mayor hablaríamos de una conversión fantástica, pero lo que nos quedó fue una buena demostración de que trasladar ciertas máquinas recreativas a los ordenadores de 8 bits era prácticamente imposible, aunque contáramos con programadores muy talentosos, a los que en cualquier caso hay que agradecer el enorme esfuerzo que pusieron en este mega-reto.

Nota: Aquí os dejo el video del “Wec-Le Mans” que he comentado arriba para que veais de lo que era capáz el Spectrum. ¡Y fue lanzado solo un año después!

2 pensamientos en “Out Run para Spectrum – Conversiones letales

  1. Como no acordamre del Out Run de arcade, aca por mi rumbo (soy de mexico) estaba el muebe ese con pedales, volante y palanca de velocidades, relamente eso le ayudaba a sentir mas la emocion.

  2. La version de Sega Mega drive era igual a la de los arcades…no hacia falta tener un Saturn para jugar una decente version de OUT-RUN!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s