Moscow 2024: El verdadero “Track´n field” de MSX2

Cover

De todos es bien conocido el maltrato que el estandar MSX sufrió fuera de su país de orígen. Salvo honrosas excepciones surgidas en España y Holanda, los usuarios de estos microordenadores sufrieron una plaga de conversiones directas del ZX Spectrum que en nada aprovechaban las posibilidades gráficas y sonoras del sistema. Además, la distribución de cartuchos -verdadera tabla de salvación para los poseedores de esta magnífica máquina- fue muy deficiente, por lo que el MSX obtuvo una posición en el mercado muy por debajo de lo que realmente merecía.

Sorprendentemente, esta denostada máquina ha gozado de un grupo de seguidores más que activos, que jamás lo dejaron morir y que lo siguieron alimentando con diversas ampliaciones, aplicaciones y juegos. No en vano es necesario reconocer que el germen de las ferias retro que actualmente asolan nuestro país fue fruto de las primeras reuniones de usuarios de MSX.

Como digo, en dichas ferias se han podido ver a lo largo de los años diferentes e interesantes juegos nuevos para MSX que alargaban la existencia de esta máquina mucho más allá de su vida comercial. Por supuesto, de entre la caterva de títulos surgidos hubieron muchos simplemente decentes que eran más movidos por la ilusión que por una calidad real, pero también surgieron obras que, literalmente, ridiculizaron a todos los equipos de programación que se acercaron comercialmente al MSX, consiguiendo unos resultados que parecían impensables.

Moscow 2024 (1999, Matra) es precisamente uno de esos ejemplos. Un título sensacional que -fuera de los círculos del MSX- no resulta tan conocido como debiera y que, sin embargo, debería ser considerado como una verdadera obra maestra. En pocas ocasiones se han explotado las posibilidades gráficas y sonoras del MSX2 de esta forma,  situándose -por ejemplo- a años luz de ofertas comerciales como los tres cartuchos basados en la recreativa Track´n field que en su momento lanzó Konami.

personajes

El escaso argumento del que tenemos conocimiento nos sitúa en unas por entonces hipotéticas olimpíadas celebradas en el año 2024 en Moscú, donde cuatro grandes atletas –Mr. Cleese, Devotchka, Big dick y Sexy boy– tratarán de superar cinco diferentes pruebas para obtener la gloria. Como podéis comprobar en los nombres y descripciones de los participantes, el toque de humor del juego está presente desde el manual de instrucciones, así como el eminente carácter arcade del juego -acción inmediata sin más preámbulos-.

Una vez cargamos el título aparecerá una bonita pantalla de presentación  que nos animará a pulsar fuego. El programa nos ofrece la posibilidad de participar cuatro jugadores de modo alternativo (similar a como ocurría en Track´n field) y nos permite seleccionar nuestro héroe e iniciales. Tras seleccionarlos, nos encontraremos en el meollo de la cuestión, tratando de superar las siguientes pruebas de esta particular olimpíada:

Carrera de 100m

Comenzamos con una prueba sencilla, idéntica a la que podíamos disfrutar en el clásico olímpico de Konami. Para correr deberemos pulsar lo más rápidamente posible izquierda y derecha, con el fin de alcanzar la puntuación mínima para clasificarnos. Nada nuevo bajo el sol, pero puesto en práctica de manera sublime.

Salto de longitud

La típica prueba que hemos hecho cien veces en otros juegos. Se realiza incluso de la misma forma -alternando izquierda y derecha para conseguir velocidad y fuego para ejecutar el salto con el ángulo deseado-, pero con el aliciente de que la marca para lograr clasificarnos es bastante exigente. Mi consejo, apurar al máximo la línea para realizar el salto y usar un ángulo de 42 grados.

Lanzamiento de peso

Una prueba no demasiado difícil. En un primer momento tendremos que coger fuerza alternando izquierda y derecha. Una vez hayamos llenado la barra de energía, pulsaremos fuego para iniciar el ejercicio y -una vez estemos justo en el borde del círculo- mantendremos pulsado disparo hasta alcanzar un ángulo de 45 grados.

Salto de altura

Seguramente la prueba más difícil a la que nos vamos a enfrentar. Consiste en coger fuerza pulsando alternativamente izquierda y derecha para, cuando estemos corriendo por la mitad de la colchoneta, pulsar fuego y tratar de hacer un ángulo entre 40 y 45. ¡No olvidéis volver a pulsar disparo para encoger las piernas o tiraréis la barra y con ella vuestros sueños!

110m vallas

Finalizamos el juego con la consabida carrera con vallas. En este caso, para coger velocidad podemos alternar izquierda y derecha o pulsar solo una dirección (la diferencia no es muy grande), saltando las vallas con el botón de fuego. Si te caes en una sola ocasión tus posibilidades de superar la prueba se reducirán prácticamente a cero.

Una vez superadas las cinco pruebas, el título nos devuelve a la primera otra vez, donde se nos exigirá una marca mayor para clasificarnos. Así jugaremos cíclicamente hasta que llegue el momento en que no podamos superar una prueba y nos despidan con el no tan clásico “game under”. Pura jugabilidad arcade que solo busca obtener la mayor diversión y contabilizar la puntuación más alta.

Como podéis comprobar, Moscow 2024 no ofrece jugablemente nada que no hayamos visto en otros juegos. ¿Donde reside entonces su grandeza? Precisamente en que se sitúa más cerca del salón recreativo que de la mera conversión doméstica en todos sus apartados.

Gráficamente, Moscow 2024 emplea la técnica overscan para rellenar la pantalla de nuestro ordenador como pocas veces hemos visto, aprovechando cada rincón de la misma para el disfrute del jugador. Tanto los personajes como los escenarios muestran un nivel soberbio, pero lo que sin duda más llamará nuestra atención es el marcador móvil -que se inundará de ocurrencias que en más de una ocasión os harán perder la concentración- y la suavidad del scroll, un verdadero lujo en un sistema que no destacaba precisamente en ello. Por su parte, el apartado sonoro del título cumple con creces, con una melodía en la pantalla de título bien resuelta y unos efectos sonoros justos pero apropiados para el tipo de juego que es.

Punt

Sin lugar a dudas, Moscow 2024 está técnicamente en el top 5 del sistema por méritos propios. Este dechado de virtudes se unen a un control preciso hasta la obsesión, que conseguirá que nos enganchemos de forma irremediable al título tratando de llegar lo más lejos posible y superar nuestra puntuación anterior. Si, hay juegos de similar temática en el sistema, pero ninguno brilla al nivel de esta supernova de 1999. Una verdadera maravilla que de haber aparecido en la época hubiera puesto la cara colorada a más de un desarrollador de prestigio.

Por ello, y aprovechando que hace relativamente poco ha aparecido a la venta su versión en formato cartucho (2014), os lo recomiendo encarecidamente a todos los poseedores de un MSX2. Para los que no dispongáis de esta gran máquina podéis usar cualquier emulador y tratar de encontrar la rom o la imagen en diskete -yo personalmente no lo he conseguido-, aunque la calidad de Moscow 2024 bien merece adquirir un MSX de segunda generación. Palabra de atleta digital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s