4CLRC, el Club de los cuatro colores

¿Qué es este símbolo que decora la web desde hace algunas semanas? ¿Cual es su significado? ¿Que quieren decir las siglas 4CLRC?

Todo comenzó como una broma con los amigos y compañeros de grupo, sobre todo con un sector al que los videojuegos anteriores a la NES le provocan urticaria. Un día, cansado de oír una discusión sobre resoluciones, fondos en movimiento y aspectos técnicos dije que iba a hacer un grupo totalmente contrario a ello, para defender la idea de que lo principal de un videojuego es que sea divertido. Un buen amigo, desde ese momento, llamó a todos los títulos vetustos a los que yo me refería “los de los cuatro colores“. Y precisamente de esta broma, surge este club y su correspondiente ideario.

El club de los cuatro colores se basa en las siguientes líneas ideológicas, que han de ser respetadas por todo aquel que quiera ser miembro:

  1. No se habla del club de los cuatro colores. ¡Más jugar y menos hablar!
  2. Un videojuego es grande o bueno cuando divierte y es jugable. Lo demás, artificios.
  3. La baja calidad gráfica o sonora no puede resultar impedimento para disfrutar de un título. Que los árboles no te impidan ver el bosque.
  4. Las aventuras conversacionales son mundos vastos de fantasía en los que merece la pena adentrarse, aun sin gráficos.
  5. Las consolas y ordenadores anteriores al crash de 1983 y los microordenadores de 8 bits que asolaron europa durante los ochenta existen. Los videojuegos no empezaron con la NES, los 16 bits o la Playstation.
  6. La máquina más insospechada es capaz de darte una sorpresa lúdica. No hay que descartar ningún sistema, retro o actual. Juegos buenos hay en PS4, en Atari 2600 y en Android.
  7. Lo importante es jugar e interesarse por la historia del medio, da igual si lo haces en el sistema original o en emulador, si usas RF, AV, RGB, 50 o 60 hz. ¿No será mejor disfrutar y divertirse con un título que dedicarse a contar los píxeles o a analizar la resolución que emplea?
  8. La banda sonora en un videojuego no solo se genera con una gran filarmónica o una orquesta de prestigio detrás. Unos cuantos “beeps” bien colocados pueden generar la más legendaria de las composiciones, así que no está de más respetar y apreciar la música generada por chip.
  9. La dificultad de estos títulos vetustos nunca puede ser impedimento para disfrutarlos. Un miembro de este club tiene que tener paciencia, habilidad y arrojo para, al menos, haber concluido algún clásico de la llamada “edad de oro del soft español”. 
  10. Un miembro de este club jamás menospreciará las puntuaciones. Lo importante siempre es hacer el mayor número de puntos posible en aquellos juegos que lo permitan. En los que no, nos conformaremos con terminarlo.

Así que ya sabéis. Si queréis pertenecer a este selecto y elitista grupo hay que abrir la mente y estar dispuesto a romper nuestras propias barreras visuales y sonoras. ¿Tenéis lo que hay que tener para formar parte del 4CLRC? Habrá limonada, galletitas y bonitas chapas para todos los que os unáis a esta corporación que amenaza la supremacía del Club Bildelberg 

2 pensamientos en “4CLRC, el Club de los cuatro colores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s