Golden Axe para PC Engine CD: Drama medieval

cover1

He de confesar que Golden Axe (Sega, 1989) ha sido siempre una de mis debilidades. La historia de venganza y redención que nos llevaba a enfrentarnos con el mítico Death Adder fue uno de los videojuegos a los que más tiempo dediqué durante mi infancia/adolescencia, tanto en los salones recreativos como en las diferentes adaptaciones que se realizaron para los distintos sistemas domésticos. Recuerdo disfrutar a tope de la limitada versión de Master System, alucinar con el port de Mega Drive como nunca me había pasado y conformarme con la decente versión que apareció para mi querido ZX Spectrum.

Han pasado muchos años, he probado varias secuelas muy competentes -salvo tal vez el horrible Golden Axe Beast Rider y el infecto reboot de la serie Ages 2500– y en un par de décadas el jugador que siempre fuí se ha ido transformando en coleccionista, más por la falta de tiempo y otros motivos relacionados con los problemas de la vida adulta que por falta de interés. Todavía juego, si, pero menos de lo que antaño hacía.

Dicho esto, en una conocida empresa de subastas localicé la versión de Golden Axe de la que os quiero hablar hoy. Había leído que era muy floja, que se habían infrautilizado de forma vulgar las posibilidades de la PC Engine y su unidad de CD, que -en definitiva- era mejor tirar el dinero que comprarla. Como buen fanático de la serie que me considero -y teniendo en cuenta que su precio era irrisorio- decidí hacerme con ella, para poder echarle un vistazo en uno de esos días en los que dispongo de tiempo libre.

2

Esta adaptación para la consola nipona fue perpetrada por Telnet Japan, una compañía con grandísimos títulos en su haber –Sol Feace, saga Valis, Gaiares, El Viento-, lo que hace aún más doloroso ver el montón de excrementos de cabra en que convirtieron el clásico de Sega. Y es que PC engine es una consola capaz de tener una conversión más que notable de Golden Axe -máxime si le sumamos las capacidades de la unidad de cd-, y no este infrajuego que se sitúa entre los peores de la máquina (y posiblemente de todos los tiempos) por méritos propios.

Para comenzar, el título nos recibe con una introducción mediocre -algunas imágenes excelentes combinadas con otras ridículas-donde vemos la llegada de Death Adder y el caos que genera. A pesar del buen uso de las voces para dar énfasis a lo que vamos viendo en pantalla lo primero que nos encontramos no augura nada bueno, pero es Golden Axe, así que confiamos en que todo irá a mejor. Tras la intro, aparece frente a nosotros la pantalla de presentación, donde una bellísima melodía nos da la bienvenida y nos invita a comenzar. Y es aquí donde comienza el verdadero desaguisado…

Lo primero que vemos son unas preciosas imágenes estáticas de los tres protagonistas, donde se nos pide que elijamos a nuestro guerrero favorito. En este punto es cuando miramos el manual, damos la vuelta a la caja e intentamos averiguar como demonios podemos activar la opción de dos jugadores, para así poder compartir el sufrimiento con algún amigo. Si estáis en este punto dejad de buscar, simplemente esta versión solo permite el modo para un jugador. Una auténtica vergüenza si tenemos en cuenta que versiones mucho más modestas como la de ZX Spectrum permitían dos jugadores simultáneos sin despeinarse.

1

Aún con el berrinche encima, nos ponemos a jugar, pensando que dicho sacrificio habrá sido en pos de unos gráficos más detallados o una mecánica más fluida. Lo que nos encontramos entonces termina con nuestras expectativas y nos lleva a meternos debajo de una mesa a sollozar y repetir sin descanso una frase que se hizo famosa hace un par de años: “¿Por que?¿Por que?¿Por que?” (léase con acento portugués) 

Vamos a empezar con el desangelado apartado gráfico. Los escenarios son pequeños, vacíos, oscuros y parcos en detalles. Hasta tal punto llega el desastre que la versión de Master System presenta unos escenarios algo superiores,  lo que no deja en muy buen lugar a los grafistas de Telenet. Por si eso fuera poco, los personajes, aunque de buen tamaño, se mueven de la forma más ortopédica que os podéis imaginar y están representados de forma horrible (mención especial para un esqueleto marrón que aparece en la segunda fase, un soldado que en vida se debió pasar un poco con sus vacaciones en Benidorm y el uso de rayos uva).

El apartado sonoro es lo único que podríamos salvar con un aprobado raspado. Las melodías que surgen del CD son de una calidad aceptable y acompañan bien la acción. No van a recibir ningún premio, pero al menos no nos taladran los oídos. Para ello ya tenemos los sonidos FX, que son la aberración más grande que vais a tener la desgracia de oír en esta consola. Estoy convencido de que si a una persona le vendamos los ojos, lo ponemos frente a una PC Engine Duo con este juego y le obligamos a oír solo los FX podría pensar (no sin cierta razón) que lo que tiene delante es una Atari 2600 o un sofisticado método de tortura ideado por los nazis años atrás.

Todos estos defectos no importarían si al menos el juego fuera divertido y recreara la acción de su homónimo arcade, pero es que sencillamente no lo es. Los dos principales problemas que amargan el apartado lúdico son la pésima y aleatoria detección de impactos (que en ocasiones hace difícil hasta golpear a los enemigos) y las frecuentes ralentizaciones que ocurren cuando se juntan en pantalla -ojo al dato- dos personajes y una bestia. Por culpa de estos detalles, la lucha se convierte en algo tedioso y más breve que el arcade en que se basa al haber menos enemigos dispuestos a enfrentarse con nosotros.

2

Como último detalle, el juego pierde por el camino el maravilloso desenlace que ofrecía la versión arcade y que tanto nos sorprendió, aunque para compensar esta enorme ausencia cada personaje tendrá su propio final independiente. Un añadido que se agradece -aunque personalmente hubiera preferido la escena original- dentro de semejante oportunidad desperdiciada.

En resumen, Golden Axe para PC Engine es un juego indigno, sucio, hecho de mala gana, con prisas -me niego a creer que la gente de Telenet fueran escasos de talento- y nauseabundo. Una máquina tan importante en Japón como la maravilla de NEC mereció una conversión más ajustada a su leyenda. Y no me vale la excusa de que era una tarea titánica, cuando en esta misma máquina tenemos ports excelentes como Out Run, Space Harrier o After Burner II. Simplemente hay algo que no cuadra en esta versión, algo de deje intencionado que, personalmente, no puedo llegar a entender. Tal vez algún día obtengamos una explicación lógica por parte de los miembros de Telenet. Mientras tanto, yo de vosotros me alejaría a no menos de veinte metros de este enorme sacrilegio hecho videojuego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s