“Purga” en una colección de videojuegos

purga

Coleccionistas de videojuegos -en la actualidad- hay a patadas. Cada uno con sus manías, principios o costumbres: los que compran solo para las estanterías, los que momifican cada juego para mantenerlo en el mejor estado posible, los que compran solo lo que van a jugar y en el estado que sea, los que quieren solo cartuchos, los que quieren todo nuevo…infinidad de formas distintas de afrontar esta afición. Algunos de ellos respetan al prójimo y sus ideas sobre este hobby, mientras que otros se erigen en “seres de luz” que creen tener la verdad absoluta y desprecian toda colección que no siga sus principios.

Personalmente llevo casi 16 años en esto, y me considero un coleccionista normal. Solo colecciono cosas que a mi me gustan o que tienen un significado especial para mí, independientemente de su valor de mercado. Aun así, suelo comprar muchas veces packs o lotes, lo que produce que al final en mis estanterías siempre haya mas de uno y de dos títulos que no tienen nada que ver con mi personalidad como jugador o mi manera de disfrutar los videojuegos. También se puede dar el caso de títulos que compro por puro impulso pero que sé a ciencia cierta que jamás les voy a dar uso. Todos juegos que, por cuestiones de espacio, acaban ocupando sitio  que podría ocupar otro juego o máquina que realmente me gustase. Supongo que en esto no estoy solo: más de uno y de dos os estaréis sintiendo identificados ahora mismo con lo escrito.

Desde hace un par de años y con el fin de eliminar estos “juegos de relleno” cuando llegan estas fechas ejecuto lo que cariñosamente llamo “la purga”. Este procedimiento es lo más sencillo del mundo -no he descubierto la pólvora con él-. Consiste en revisar todos y cada unos de los elementos que componen la colección para deshacernos -de forma automática y sin pensar demasiado- de todo aquel item del que tengamos dudas sobre si quedárnoslo o venderlo. Y es que, bajo mi punto de vista, si no soy capaz de ver algo que me encante de un juego o una máquina de mi colección, debe salir de ella de forma inmediata.

Este método -algo radical en su concepción- asegurará que no tengáis relleno en vuestra colección, que solo os dediquéis a aquello que realmente os apasione y a financiar futuras y más interesantes compras (os llegaríais a sorprender de lo que se puede llegar a sacar por algunos juegos que tenéis en la estantería muertos de risa pensando que no valen un duro). Personalmente os lo recomiendo encarecidamente, aunque cada persona es un mundo y a lo mejor algo que a mi me va bien puede ser un error terrible para alguno de vosotros. Solo os diré que en seis años no me he arrepentido de nada que he “purgado”.

img

Este año ya he terminado el proceso de “purga” y tengo puestos todos mis artículos en venta en Wallapop, así que si queréis echar un vistazo a mi cuenta estáis más que invitados. Recordad que la basura de unos puede ser un tesoro para otros :-)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s