Crónica de RetroMadrid 2017: Una retorno (literal) a sus orígenes

Hace ya bastantes años que comencé a ser asiduo en eventos sobre videojuegos clásicos. Mi bautismo llegó en la edición del año 2009 de RetroMadrid, una buena muestra de que el espacio del que disponían se había quedado pequeño ante tan buen hacer. Así, en este evento me enganché irremediablemente, acudiendo a todas las  ediciones posteriores: la de 2010 celebrada en la Complutense, la de 2012 y 2013  donde tuve el privilegio de realizar sendas crónicas para mis amigos de Pixfans y el tristemente célebre evento de 2014, donde acudí como expositor y del que -a pesar de los contratiempos- guardo un recuerdo entrañable.

La noticia de que este año habría un reboot en toda regla de RetroMadrid fue una alegría inmensa. Durante años esperaba este día con la ilusión con la que un niño espera la Noche de Reyes, ya que en todas las anterior ediciones había encontrado suficientes motivos para ilusionarme y pasar un día en grande. Así, reservé el Pase Preferente para mí y para mi mujer y allí nos fuimos, a revivir aquellos maravillosos días de nervios y diversión con mi hobby favorito.

Sigue leyendo

Anuncios

Pequeños pero matones

En más de una ocasión hemos oido la frase que podría resumir esta nueva entrada, popularizada por una famosa compañía dedicada al motor: “La potencia sin control no sirve de nada”. Y es que potencia no siempre es sinónimo de superioridad. Los más grandes títulos de la historia han sabido sortear e incluso poner a su favor las limitaciones técnicas del momento para cimentar su éxito, mientras que en el caso del hardware históricamente se ha demostrado como la máquina de mayores posibilidades no suele ser -curiosamente- la de mayor éxito.

Sigue leyendo

¡Al rico remake gratuito!: Títulos para disfrutar estos días

Aprovechando que vienen unas fechas en los que la mayoría de vosotros vais a disfrutar de unas merecidas –aunque cortas- vacaciones, he pensado ofreceros unas cuantas recomendaciones sobre títulos que os pueden amenizar este diminuto periodo vacacional.

También soy consciente de que tenemos el verano muy cerca, lo que implica que ahora mismo es –posiblemente- una mala época para realizar cualquier tipo de gasto, ahorrando como seguro estaréis para poder iros a unas buenas vacaciones en julio, agosto o septiembre.

Debido a estas dos premisas, desde el Palacio de Silicio quiero ayudar a vuestro ahorro y diversión, aportar un pequeño granito de arena para que disfrutéis como enanos sin que vuestro bolsillo se resienta ni por una irrisoria cantidad. Por ello, me he decidido a dar una vuelta por la red para encontrar una serie de remakes sobre videojuegos clásicos totalmente gratuitos que os pueden resultar suficientemente interesantes como para dedicarles vuestro tiempo de ocio. Como veréis en estas propuestas predomina el PC, pero para vuestra tranquilidad he de decir que ninguno de ellos requiere un equipo demasiado potente, por lo que su disfrute será mayoritario.

Sigue leyendo

Videojuegos que me producen somnolencia

Anoche fue una de esas noches. Me acuesto, doy cincuenta vueltas, la cabeza no para y en ninguna posición estoy cómodo. Hago acopio de drogas del sueño y nada, parezco un búho al que le alumbran con un faro. Trato de ponerme alguno de esos podcast cuyo contenido me hace dormirme en cuestión de segundos, pero tampoco hay suerte. Cojo el móvil otra vez. Hago una broma en twitter sobre un juego que me aburre soberanamente y, de pronto, aparecen las musas para ofrecerme un nuevo tema sobre el que escribir. Mientras pienso en como desarrollarlo, Morfeo acude a mi rescate y finalmente concilio el sueño mientras recuerdo esos juegos que han actuado de somníferos improvisados. Títulos que, aun siendo de calidad contrastada, me llegaron a aburrir de tal forma que han quedado grabados en mi subconsciente:

Sigue leyendo

Savestates, el cuchillo de los videojuegos

savestates

Desde el primer día en que probé los emuladores en mi vetusto Pentium a 133Mhz tuve claro que esos gloriosos programas tenían algo que no era de mi agrado: los savestates. En aquellos momentos veía esta utilidad como una herramienta para malos jugadores que -premitíendonos continuar en el punto exacto donde habíamos fallado- tiraba por tierra cualquier atisbo de reto que el videojuego en cuestión ofreciera, todo por el simple placer de hacer más sencillo nuestro camino. Lo que he visto a lo largo de los años no hizo más que reafirmar mi postura: gente que empleaba esta triquiñuela para “masterizar” los niveles de un juego y lograr así realizar partidas perfectas, jugadores que continuaban cada vez que perdían una vida justo en ese punto para así terminar el juego en un tiempo record. Lo siento, pero esto para mí es el equivalente en nuestro mundillo a correr la Marathon de Boston y llegar a veinte metros de la meta en taxi: una estafa en la cual los principales damnificados son los propios jugadores, que se engañan a sí mismos.

Sigue leyendo