La difícil adaptación a las aventuras conversacionales

IMG-20151025-WA0084

Las aventuras conversacionales, un género maravilloso que ponía a nuestra disposición mundos imaginarios para explorar, acertijos que descifrar, pirámides que recorrer y tantas y tantas aventuras como hemos vivido los que en su momento pudimos disfrutarlas.

Para todo aquel que no haya jugado nunca a una aventura conversacional, es necesario apuntar que este tipo de títulos requerían un esfuerzo por parte del jugador bastante importante, mucho mayor que el que podía exigir cualquier otro tipo de juego. A saber: muchas de estas aventuras no tenían gráficos -la imaginación del usuario ilustraba las palabras-, era casi imprescindible realizarse un mapa en papel para orientarse y, en ocasiones, el parser (o “motor” del juego) era algo riguroso y corto de vocabulario, lo que sin duda dificultaba la interacción con el jugador.

Sigue leyendo

Anuncios