Las primeras consolas Sega y sus diferencias

tit

A punto como estoy de terminar mi colección, ayer aproveché la tarde para darme una vuelta –Master Everdrive mediante- por el catálogo de la , para mi, desconocida SG-1000, con el fin de ver si descubría alguna joya con la que pasar un buen rato. Tras una búsqueda rápida, llegué hasta Piftall 2, una adaptación de la recreativa que a mediados de los ochenta realizó Sega basándose de forma libre en el clásico de Atari. Ese juego fue uno de los títulos de mi infancia, siendo el que -junto con Pacman– consiguió engancharme de forma definitiva a los videojuegos. Ya me había decidido: contradiciendo lo que llevaba semanas afirmando (que ya había terminado mi colección de hardware) necesitaba hacerme con una SG-1000 y con este Pitfall 2 para acabar con mi colección.

Sigue leyendo

Anuncios